El año pasado se ejecutaron un buen número de setos con un total de casi 20.000 plantas introducidas, pero en determinadas localidades se produjeron bajas por fallos en el riego. En este caso, hubo un problema con el riego que ha obligado a reponer el seto en un cultivo de peral. Las especies empleadas han sido arbustos de pequeño porte con flores que atraigan a la fauna auxiliar (Salvia, Lavandula, Cistus, Dorycnium, Ballota, Phlomis). Ahora estamos deseosos de ver los resultados.