Promotor: Asociación "Paisaje y Agricultura Sostenible"

Los servicios ecosistémicos de los setos en la agricultura

A lo largo de las últimas décadas se ha producido un incremento del conocimiento en relación al manejo de la biodiversidad en sistemas agrarios para la provisión de servicios ecosistémicos. No obstante, la generación de dicho conocimiento no ha ido acompañada de una aplicación práctica por las empresas del sector agrario de la Región de Murcia, realizándose la mayor parte de la producción agrícola con técnicas de agricultura intensiva basadas en el consumo de gran cantidad de insumos y de elevado impacto medioambiental.

En la actualidad, nos encontramos ante la evidencia de la insostenibilidad de estas prácticas, puesta de manifiesto en la degradación de los sistemas agrarios y en la disrupción de los procesos geo-ecológicos en ecosistemas naturales, por lo que se hace necesario el replanteamiento de las técnicas de produción y el desarrollo de una agricultura sostenible y de bajo impacto medioambiental.

La necesidad del cambio de estrategias se refleja en la legislación, como por ejemplo el Decreto-Ley nº 1/2017 de 4 de abril, de medidas urgentes para garantizar la sostenibilidad ambiental en el entorno del Mar Menor establece la exigencia de implantar estructuras vegetales de barrera destinadas a la retención y regulación de aguas. La implantación de estas infraestructuras verdes hay que realizarla con criterio para máximizar beneficios y evitar problemas que podrían resultar del empleo de plantas no adecuadas y/o perjudiciales para la agricultura, por ejemplo, aquellas que prodrían servir como reservorio de plagas y enfermedades de cultivos agrícolas.

La coyuntura actual hace favorable, conveniente y beneficiosa la transferencia de los conocimientos generados en materia de manejo de biodiversidad por los diferentes centros de investigación (IMIDA, CEBAS-CSIC) y asociaciones conservacionistas (ANSE) de la Región de Murcia. La implementación de dichos conocimientos supondrá una innovación importante para el sector agrario de la Región, que verá incrementada su competitividad, sostenibilidad y resiliencia, además de mejorar su imagen frente a la opinión pública. El proyecto se plantea como una experiencia piloto que permita seguir avanzando en el conocimiento en relación al manejo de infraestructuras verdes y que sirva de plataforma para la difusión de prácticas de agricultura sostenible en la Región.

Fondo Europeo Agrícola de Desarrollo Rural: Europa invierte en las zonas rurales